Skip to content

Resumen

Recientemente, un grupo de internistas coreanos publicó un artículo en la revista Scientific Reports que describe los resultados de su análisis de la base de datos del seguro nacional de salud que se centra en los efectos de la terapia hormonal menopáusica (THM) sobre la incidencia de la enfermedad renal en etapa terminal (ERET) [1]. En total, 4,905 mujeres postmenopáusicas coreanas desarrollaron ERET, entre las 1.46 millones seguidas durante 9 años desde 2009. Los cocientes de riesgo ajustados (HR) [intervalo de confianza del 95%] para el desarrollo de ERET de acuerdo con la duración de su THM fueron: sin THM, referencia; THM <2 años, 0.634 [0.556-0.723]; 2-5 años, 0.721 [0.597-0.71]; > 5 años, 0.654 [0.531-0.806], lo que implica que la THM confiere protección renal independientemente de su duración, con una reducción de ~ 30% en el riesgo de ERET. Los análisis de subgrupos mostraron que el efecto beneficioso de la THM fue más pronunciado en mujeres <65 años y aquellas con diabetes o hipertensión, mientras que la THM se asoció con un riesgo reducido de ERET de manera similar en mujeres con índice de masa corporal (IMC) <25 o > 25, o en aquellas con o sin enfermedades renales crónicas preexistentes. El estudio mostró un efecto protector renal de la THM en la escala más grande jamás reportada.

Comentario

Durante muchas décadas, la discusión sobre los beneficios de la THM para prevenir enfermedades crónicas en mujeres postmenopáusicas se ha centrado en las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis. Los efectos de la THM sobre los trastornos metabólicos relacionados con la primera, como la dislipidemia y la diabetes, también se han estudiado intensamente, mientras que lo renal apenas se han prestado suficiente atención. Por ejemplo, las palabras “riñón” o “riñones” no se pueden encontrar en la enciclopédica “Recomendaciones de la IMS del 2016 sobre la salud de la mujer de mediana edad y la THM”, que parece abarcar casi todos los aspectos de la vida en los que la THM podría tener algún efecto [2]. La negligencia puede deberse en parte a la discrepancia encontrada en los últimos artículos con escalas más pequeñas que la actual sobre los efectos de la THM en las funciones renales. Un estudio informó una mayor prevalencia de microalbuminuria en las usuarias de THM que en las no usuarias [3], mientras que otro encontró que en el uso de THM se asoció con una mejor tasa de filtración glomerular (TFG) y niveles de presión arterial (PA) que en las no usuarias [4].

En un artículo publicado recientemente de Irán, los autores investigaron la relación entre la incidencia de enfermedad renal crónica (ERC) y la exposición a estrógenos endógenos (EEE), definida como el intervalo de tiempo entre la edad de la menarquia y la menopausia, en un estudio de cohorte prospectiva de 15 años [5]. Encontraron que los HRs para la incidencia de ERC en mujeres con EEE <11 en comparación con aquellas con EEE ≥ 11 años fue de 2.7 [IC 95%, 2.2-3.2] en mujeres <45 años y 1.2 [IC 95%, 1.0-1.4] en las mayores de 45 años, lo que implica el efecto protector renal de los estrógenos endógenos. El presente artículo que se comenta [1] está en concordancia de las conclusiones del estudio de Irán.

Si el estrógeno tiene algún efecto beneficioso sobre los riñones, ¿cuáles serían los posibles mecanismos? Según informes anteriores, el estrógeno: (1) atenúa la enfermedad renal diabética al regular la matriz extracelular y el factor de crecimiento transformante β-1 (TGF-β-1) [6], (2) protege a los podocitos de la apoptosis [7] y (3) regula la homeostasis renal de sodio/potasio y la vía renina-angiotensina [8]. Estas vías podrían ayudar colectivamente a los riñones a mantener sus funciones. La pregunta restante es si es que la “hipótesis de la ventana de oportunidad” también se aplicaría a los efectos beneficiosos de la THM en los riñones o no, ya que la información sobre la relación entre la incidencia de ERET y el intervalo de tiempo entre la menopausia y el inicio de la THM no se presenta en el informe actual del artículo comentado. Se espera un informe de un análisis secundario de esta enorme base de datos de seguros de salud a nivel nacional.

Prof. Masakazu Terauchi, MD, PhD
Departamento de Salud de la Mujer, Universidad Médica y Dental de Tokio, Tokio, Japón

Referencias

  1. Ahn SY, Choi YJ, Kim J, Ko GJ, Kwon YJ, Han K. The beneficial effects of menopausal hormone therapy on renal survival in postmenopausal Korean women from a nationwide health survey. Sci Rep. 2021;11(1):15418.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34326358/
  2. Baber RJ, Panay N, Fenton A; IMS Writing Group. 2016 IMS Recommendations on women’s midlife health and menopause hormone therapy. Climacteric. 2016;19(2):109-50.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26872610/
  3. Monster TB, Janssen WM, de Jong PE, de Jong-van den Berg LT; Prevention of Renal and Vascular End Stage Disease Study Group. Oral contraceptive use and hormone replacement therapy are associated with microalbuminuria. Arch Intern Med. 2001;161(16):2000-5.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11525702/
  4. Fung MM, Poddar S, Bettencourt R, Jassal SK, Barrett-Connor E. A cross-sectional and 10-year prospective study of postmenopausal estrogen therapy and blood pressure, renal function, and albuminuria: the Rancho Bernardo Study. Menopause. 2011;18(6):629-37.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21326121/
  5. Farahmand M, Ramezani Tehrani F, Khalili D, Cheraghi L, Azizi F. Endogenous estrogen exposure and chronic kidney disease; a 15-year prospective cohort study. BMC Endocr Disord. 2021;21(1):155.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34348694/
  6. Dixon A, Maric C. 17beta-Estradiol attenuates diabetic kidney disease by regulating extracellular matrix and transforming growth factor-beta protein expression and signaling. Am J Physiol Renal Physiol. 2007;293(5):F1678-90.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17686959/
  7. Kummer S, Jeruschke S, Wegerich LV, et al. Estrogen receptor alpha expression in podocytes mediates protection against apoptosis in-vitro and in-vivo. PLoS One. 2011;6(11):e27457.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22096576/
  8. Tremblay AM, Dufour CR, Ghahremani M, Reudelhuber TL, Giguère V. Physiological genomics identifies estrogen-related receptor alpha as a regulator of renal sodium and potassium homeostasis and the renin-angiotensin pathway. Mol Endocrinol. 2010;24(1):22-32.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19901197/

La IMS se complace en anunciar el lanzamiento de nuestro sitio web recientemente rediseñado  www.imsociety.org 

El nuevo sitio web proporciona un fácil acceso a nuestros recursos educativos y contenido exclusivo solo para miembros.Las nuevas características del sitio web incluyen:
  • solicitud de afiliación en línea simplificada;
  • capacidad para hacer reservas en eventos en línea y ver grabaciones de eventos anteriores;
  • Registro al programa IMPART;
  • Función de traducción de texto del sitio web;
  • foro de discusión de miembros; y
  • recursos educativos para mujeres.

Los miembros de la IMS pueden iniciar sesión en el nuevo sitio con su nombre de usuario y contraseña existentes.

Visite www.imsociety.org  con regularidad para obtener nuestra más reciente información y recursos actualizados para profesionales proveedores de salud y mujeres.


Si desea agregar un comentario o contribuir a una discusión basada en este tema, comuníquese con Menopause Live Editor, Peter Chedraui at peter.chedraui@cu.ucsg.edu.ec.

International Menopause Society

Install International Menopause Society - DEV

Install this application on your home screen for quick and easy access when you’re on the go.

Just tap then “Add to Home Screen”

DBS Check Online Certified