Skip to content

Resumen

La enfermedad infecciosa respiratoria severa aguda causada por coronavirus (SARS-CoV-2; COVID-19) fue descrita por primera vez en Diciembre del 2019 en Wuhan, provincia de Hubei, China. El 30 de Enero del 2020 fue declarada oficialmente por la OMS una emergencia de salud pública, habiendo infectado a más de 100,000 personas en más de 100 países [1]. Aunque la edad y el género han sido implicados como fuertes predictores de las resultantes del COVID-19, pocos estudios han explorado esta diferencia de género. Seeland et al [2] realizaron un análisis de historias clínicas electrónicas de 68,466 pacientes COVID-19 positivos de 17 países utilizando una base de datos TriNetX Real-World proporcionada por una red mundial de investigación en salud [2].

En particular, estudiaron los efectos de la administración sistémica de hormonas en mujeres. El resultado primario del tratamiento con estradiol fue la muerte. Se analizaron las razones de posibilidades (Odds ratios [OR]) y las curvas de supervivencia de Kaplan-Meier para 37,086 mujeres con COVID-19 en dos grupos de edad: pre- (15 a 49 años) y peri- / postmenopáusicas (> 50 años). Se determinó que la incidencia de COVID-19 grave fue más alta en mujeres que en hombres en alrededor de 15%; sin embargo, la tasa de mortalidad fue más alta en los hombres en alrededor de 50%.

Mientras que las tasas de mortalidad aumentaron proporcionalmente con la edad para ambos sexos, a los 50 años, hubo un aumento más pronunciado para los hombres. Este estudio mostró que el riesgo de muerte para las mujeres > 50 años que recibían tratamiento con estradiol (grupo de usuarias) se redujo en más del 50% en comparación con las mujeres que no tomaban estradiol; la razón de posibilidades (OR) fue de 0.33, IC del 95% (0.18-0.62) y la razón de riesgo (Hazard ratio [HR]) fue de 0.29, IC del 95% (0.11-0.76).

Comentario

Existen marcadas diferencias de género en cuanto a la morbilidad y mortalidad debida a COVID-19, teniendo los hombres un mayor riesgo de presentar enfermedad grave y muerte en comparación con las mujeres. Aunque los estudios clínicos prospectivos, controlados con placebo, aleatorizados, doble ciego, multicéntricos son el estándar de oro, estos son costosos y requieren tiempo para llevarse a cabo. Sin embargo, una ventaja significativa de utilizar los datos del mundo real es la gran cantidad de pacientes involucrados, lo que produce intervalos de confianza relativamente más estrechos y permite el equilibrio de cohortes y el apareo de pacientes.

Estudios previos de coronavirus (infección por coronavirus SARS) en ratones han demostrado que la hormona sexual femenina estrógeno protege contra la muerte y la inflamación pulmonar. Los ratones que se sometieron a ooforectomías tuvieron una enfermedad más grave con más inflamación pulmonar y mayor mortalidad [3].

Un estudio de Wuhan ha demostrado que las mujeres con niveles bajos de estradiol tuvieron una infección más grave por COVID-19 [4]. Existen numerosos mecanismos por los cuales el estradiol puede influir en la respuesta a la infección por COVID-19. Es probable que su efecto sobre la función inmunológica sea clave. El estradiol regula tanto la respuesta innata como la adaptativa; modulando la diferenciación, la programación genética y la vida útil de todas las células inmunes, incluidos los neutrófilos, los macrófagos, las células dendríticas y las células asesinas naturales, ya que existen receptores de estradiol en todos estos tipos celulares [5]. Además, el estradiol puede inhibir las células NK citotóxicas y regular la producción de numerosas citoquinas (por ej. IL-6, IFN y TNF), bloqueando la producción de IL-6 y atenuando la tormenta de citoquinas causal de gran parte del daño celular y de órganos / tejidos causado por el COVID-19 [6,7].

Por otro lado, el estradiol regula en baja la vía de señalización tipo I del receptor de angiotensina II, inhibiendo la actividad de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y ejerciendo un efecto positivo sobre la expresión de la proteína ECA 2 [8]. Esto produce efectos protectores sobre el corazón, los pulmones, los riñones, el sistema nervioso central y el intestino.

La regulación del sistema inmunológico parece proteger a las mujeres de la severidad de la enfermedad. Si se confirma el efecto positivo de la terapia con hormonas sexuales sobre la mortalidad en mujeres postmenopáusicas en estudios futuros, esto es una indicación de la influencia positiva de las hormonas sexuales femeninas en el curso de la enfermedad y una opción válida para el tratamiento de mujeres sintomáticas con COVID-19.

Louise Newson
Especialista en Menopause
Newson Health Menopause and Wellbeing Centre

Referencias

  1. Wu F, Zhao S, Yu B, et al. A new coronavirus associated with human respiratory disease in China. Nature. 2020;579(7798):265-269.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32015508/
  2. Seeland U, Coluzzi F, Simmaco M, Mura C, Bourne PE, Heiland M, Preissner R, Preissner S. Evidence for treatment with estradiol for women with SARS-CoV-2 infection. BMC Med. 2020;18(1):369.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33234138/
  3. Channappanavar R, Fett C, Mack M, Ten Eyck PP, Meyerholz DK, Perlman S. Sex-Based Differences in Susceptibility to Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus Infection. J Immunol. 2017;198(10):4046-4053.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28373583/
  4. Ding T, Zhang J, Wang T, Cui P, Chen Z, Jiang J, et al. A Multi-hospital Study in Wuhan, China: Protective Effects of Non-menopause and Female Hormones on SARS-CoV-2 infection. medRxiv 2020;
    https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.03.26.20043943v1
  5. Fukuma N, Takimoto E, Ueda K, et al. Estrogen Receptor-alpha Non-Nuclear Signaling Confers Cardioprotection and Is Essential to cGMP-PDE5 Inhibition Efficacy. JACC Basic Transl Sci. 2020;5(3):282-295.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32215350/
  6. Ghosh S, Klein RS. Sex drives dimorphic immune responses to viral infections. J Immunol. 2017;198(5):1782–1790.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28223406/
  7. Trenti A, Tedesco S, Boscaro C, Trevisi L, Bolego C, Cignarella A. Estrogen, Angiogenesis, Immunity and Cell Metabolism: Solving the Puzzle. Int J Mol Sci. 2018; 19(3):859.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29543707/
  8. La Vignera S, Cannarella R, Condorelli RA, Torre F, Aversa A, Calogero AE. Sex-Specific SARS-CoV-2 Mortality: Among Hormone-Modulated ACE2 Expression, Risk of Venous Thromboembolism and Hypovitaminosis D. Int J Mol Sci. 2020;21(8):2948.
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32331343/

 


If you would like to add a comment or contribute to a discussion based on this issue, please contact Menopause Live Editor Peter Chedraui at ims.chedraui@gmail.com

International Menopause Society

Install International Menopause Society - DEV

Install this application on your home screen for quick and easy access when you’re on the go.

Just tap then “Add to Home Screen”

DBS Check Online Certified